SIERRA Y LIBERTAD


(Este es un artículo entrañable personalmente, espero que también colectivamente, de este título nació nuestro lema, que no caí en la similitud con el propio libertario de Tierra y Libertad, fue una vez publicado que caímos en la cuenta que cambiando una sola letra, la coincidencia era total.  Su rápida aceptación, entre los nuestros y los compañeros del Jerte, hizo que cambiáramos el nombre de nuestro proyecto, llamado, a su vez, Sierra por dos razones, por ser el primer nombre que existe constancia con el que se denominó a Santa Cruz de Moya y porque así nos referíamos a todas las sierras de España donde queríamos expandir nuestra experiencia y que se fueran aunando grupos a ese proyecto que conjugaba tantas cosas. Y es entrañable porqué si mal no recuerdo fue el primero que publiqué en prensa)

El pasado domingo 1 de octubre se reunieron en Santa Cruz de Moya unas cuatrocientas personas para homenajear a los guerrilleros muertos por la libertad. Fue una celebración, ante todo, afectiva. Los supervivientes de aquella triste época se vieron acompañados de jóvenes y no tan jóvenes frente al monolito que desde hace diez años mira hacia el Cerro Moreno. Allí acudieron gentes de todas las españas, la del interior y la del exilio, la del norte y la del sur, con un solo sentimiento: paz y libertad. Por allí anduvieron bajo un cielo claro y soleado: escritores, actores, directores de cine, guerrilleros, enlaces, familiares, periodistas, investigadores, estudiantes, campesinos, alcaldes y diputados.

Este año la asociación sociocultural La Gavilla Verde había querido acompañar el acto de homenaje con unas jornadas de estudio de aquel movimiento que, según palabras del “El Rubio”, “no fue vencido por las armas sino por su auto disolución”. Con las jornadas La Gavilla Verde ha pretendido acercar a investigadores y protagonistas, enlaces y guerrilleros, en un marco legítimo, en un lugar que, como tantos otros, fue zona de actividad de la Agrupación Guerrillera del Levante y Aragón (AGLA). Se tienen pocas referencias sobre el desarrollo de actos anteriores que se hayan podido celebrar en otros lugares sobre el mismo tema. El encuentro de Santa Cruz de Moya partía de un proyecto solidario. La escuela nos cedió su local e infraestructura, la Delegación de Enseñanza los materiales, el ayuntamiento los salones y el mobiliario. La universidad acreditó nuestro esfuerzo. Los investigadores y testimonios se costearon su viaje. El grupo de rock Los Canallas abandonaron su gira para cerrar las jornadas saltando y bailando. Los vecinos facilitaron sus casas para albergar a los forasteros y hasta los niños se constituyeron en un grupo de mensajeros que acompañaban a los recién llegados hasta su alojamiento. Un proyecto solidario para cruzar la frontera del miedo y encontrarse con el dolor y las lágrimas de aquellos que sufrieron, fuera cual fuera su ideal político. Partía del sueño de un pueblo serrano que reclama su lugar en la historia y que no quiere que esta se repita. Ni un paso atrás para frenar la violencia, el silencio obligado por el temor y especialmente para que no volviera sobre nuestro territorio la guerra de hermanos.

Bien es cierto que faltaron algunas voces. La ambición de los organizadores fue frenada por la precaución y por no pocas dificultades. Pero no olvidemos que han sido unas primeras jornadas nacidas con vocación de consolidarse en el tiempo. Es costoso encontrar testimonios en el lado contrario al que ahora hemos podido estudiar. Las personas que participaron en aquellos incruentos hechos del lado de la guardia civil y el somatén son reacios a testimoniar. Es voluntad de los organizadores, en un clima de paz y libertad, que las jornadas estén abiertas a cualquier visión objetiva, a cualquier forma de pensar que nos acerque a la verdad de aquellos días. La Sierra no quiere recibir nunca más la visita de la muerte ni la persecución política.

El acto estaba dirigido a estudiantes y a estudiosos del tema, pero entre sus asistentes también había gente de la tierra, verdaderos protagonistas de las relaciones que se establecieron en  una pequeña comunidad rural que vivió de cerca el maquis y su represión. Vivían allí, todavía lo hacen algunos. Hubo lágrimas en la sala, mucha emoción y cariño ante aquellas personas mayores que narraban las torturas a las que habían sido sometidos por simpatizar con el maquis. Santa Cruz era un pueblo de izquierdas, un pueblo trabajador que en la década de los cuarenta superaba los dos mil habitantes. Los guerrilleros hallaron en aquellos campesinos ciudadanos que también habían perdido la República. Los ayudaron y pactaron que respetarían el pueblo, que no entrarían con ninguna lista y que no habría muertos. Pero era una guerra. Murieron nuestro alcalde y doce vecinos de forma violenta. Una cincuentena fue detenida y más de veinte encarcelados después de haber sufrido tormento. ¿Y en el resto de pueblos?

Mucha gente se ha acercado a nosotros preguntando por qué escarbamos en la miseria. Poco estima a su país quién así piensa. Decía Fernando Antón, en el discurso de apertura, que un pueblo que olvida está condenado a repetir su historia. Nadie pidió venganza. Ninguna de las personas que padecieron en sus carnes el dolor de aquellos años levantó un solo dedo acusador. Tan solo pidieron respeto y el reconocimiento de la deuda que para con ellos tiene la estado. Lucharon por la libertad de todos en los años más difíciles, con los medios más precarios y en las condiciones más duras. Justo es que se reconozca su entrega a una misión que, equivocada o no, sólo trajo desgracia y muerte a  la Sierra. Una misión que pretendía recuperar lo que ante ellos había pasado como un sueño tricolor, la libertad de la que ahora gozamos.

Pedro Peinado Gil

La Gavilla Verde

Barcelona, 10 de Octubre de 2000

(Publicado en el Diario de Teruel por aquellas fechas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s