Al Diputado DIEGO LÓPEZ GARRIDO


He de decirle la amarga tristeza que me ha producido sus declaraciones aparecidas en el diario Público ante la organización, por parte del presidente de la Comisión de Defensa, Agustín Conde, de una visita el próximo 18 de julio al Museo del Ejército, Alcázar de Toledo.

“El PSOE no cree sin embargo que haya que darle “más vueltas al tema”. “Lo primero que pensé cuando vi la citación es que coincide con un pleno extraordinario. No se me había pasado por la imaginación la coincidencia con el 18 de julio –confesaba ayer Diego López Garrido, portavoz socialista de Defensa–. No sé qué haremos y ya lo pensaremos, pero no creo que se haya elegido aposta esa fecha y, en todo caso, la veo incompatible con el pleno”.

Es de ilusos no caer en la cuenta de que el PP no da puntada sin hilo y que aprovecha cualquier cuestión para reforzar la idea del mal necesario que supuso la dictadura franquista.

Da la sensación, que no se presta atención, no se ejerce de oposición, no se es raudo al aprovechar tal propuesta por parte del PP como un ataque a la Memoria Democrática.

Si el Partido Popular hubiera protagonizado un rechazo firme al franquismo y un apoyo a las políticas públicas de la memoria, con la reparación de las víctimas, no ya de la guerra de España (12936-1939), sino de la dictadura, el acto hubiera tenido unas connotaciones normales, pero, siendo que sigue atrincherado, no en no remover el pasado, sino, en dulcificarlo como digno heredero de aquella derecha que creció en el Pardo, se debería estar más atento y profundizar en el avance, tímido, pero avance, que ha significado para nuestro país la redacción de la Ley 52/2007.