Jonathan Walters y Kaká


Imagino que Jonathan Walters, delantero del  Stoke City Football Club de la primera división inglesa, al salir del vestuario habrá buscado un pub vacio. Habrá pedido una pinta y se la habrá tragado de una; y, así, dos y tres rondas, en solitario. Después de meter dos goles en propia puerta, falló un penalti. En su lugar, desconsolado, hubiera andado por un barrio con las calles vacías y habría maldecido mi mala suerte dándole patadas a una lata. He podido ver sus expresiones tras los tres fiascos en el intermedio del Osasuna- R. Madrid, que a falta de mayor diversión he escogido como entretenimiento. Sigue leyendo

Anuncios